Nancy Baron retrata la ‘buena vida’ de Palm Springs

18/08/2014
© Nancy Baron - "The Good Life: Palm Springs"

© Nancy Baron – “The Good Life: Palm Springs”

El eslogan de la oficina local de turismo es tajante: Like No Place Else (Como ningún otro lugar). Hay otro lema igual de potente, aunque no sujeto a copyright como el primero: The Playground of Stars (El patio de recreo de las estrellas). Ambos definen bastante bien a Palm Springs, una ciudad pequeña (44.000 habitantes censados) que cada año recibe a 1,6 millones de turistas para disfrutar de los centenares de resorts, campos de golf, restaurantes y locales de ocio del término municipal, situado en el plácido valle de Coachela, a menos de 200 kilómetros al este de Los Ángeles (California-EE UU).

El halo de decadencia kitsch de la localidad —uno de sus alcaldes, muy en consonancia con esa fama, fue Sonny Bono (1935-1998), cantante, marido de Cher y político republicano— es combatido en el fotoensayo The Good Life – Palm Springs (La buena vida — Palm Springs) por la fotógrafa Nancy Baron. En el libro, que edita Kehrer [96 páginas, 39,9 euros], la autora defiende a la localidad (una “pequeña ciudad encantadora con algo para todo el mundo”, dice) y la define como “un oasis a menudo mal entendido de la cultura estadounidense”.

La fotógrafa presenta una colección de imágenes que, aunque no escapa de mostrar las capas más horteras de la pintura del paisaje humano y urbano de Palm Springs, no está de acuerdo con la crítica frontal. Su disección social de la ciudad está marcada por el cariño, cierto candor estético por los años de gloria de la localidad —segundo hogar de muchas grandes figuras de Hollywood (presentes en el Paseo de las Estrellas local)— y la luz transparente derivada de la combinación del desierto con el pico, frecuentemente nevado, de San Jacinto.

Mientras para la mayoría Palm Springs evoca imágenes de una ciudad turística de hogares exquisitos, resplandecientes piscinas, exuberantes palmeras y espectaculares campos de golf  a donde van los ricos y famosos para relajarse o jubilarse retirarse, y, para otros, es un pueblo que se ha desvanecido con el tiempo y vive de las rentas de su condición de meca de ídolos en pantalones cortos —desde Bing Crosby, Lucille Ball y Bob Hope hasta los presidentes Eisenhower, Ford y Reagan—, la fotógrafa, residente a tiempo parcial en la localidad durante ocho años, opina que hay otros matices en “este pequeño pueblo acogedor que tiene la misma sofisticación de una ciudad”.

En ese terreno, la “nostalgia por el pasado que nutre el presente y reinventa continuamente la esperanza, la determinación y la creencia de que todos tienen derecho a la buena vida”, Baron muestra a personas que viven en mansiones millonarias, pero también a otras que residen en apartamentos y remolques, a jóvenes inconformistas que han descubierto recientemente Palm Springs y han decidido quedarse o a parejas de homosexuales atraídos por el alto porcentaje de matrimonios gay del lugar, el más alto de todos los EE UU.

Las fotografías revelan una mirada aguda, irónico sentido del humor y una atención al detalle que se unen para mostrarnos una ciudad que “está continuamente reinventándose a sí misma”, escribe Baron en el texto inicial de libro. “Me gusta descubrir y documentar, sin juicios previos, la exótica subcultura que tengo a mi lado para capturar la majestad en mundos que podrían ser fácilmente pasados por alto o vistos como mundanos“.

El recorrido guiado al que nos conduce la fotógrafa a través de retratos, paisajes y detalles arquitectónicos, atraviesa docenas de piscinas, una gran variedad de modelos de coches clásicos, escenas en campos de golf, los pies de una mujer con zapatos de color rosa, patitos de goma alrededor de un jacuzzi, un dormitorio forrado con estrafalario papel pintado de imitación de piel de leopardo, el brazo de un hombre con americana roja que hace juego con la pintura del deportivo que conduce, una descomunal estatua de Atlas ante un cartel que ofrece cócteles…

El libro se inicia con este pequeño texto de Nancy Sinatra: “Palm Springs representa todo lo bueno de mi infancia y cada vez que respiro el aire del desierto que todo lo limpia, los recuerdos maravillosos me llevan a un lugar mejor donde todas las preocupaciones del día están en las sombras y se desvanecen en la nada porque llevo una vida sencilla con la familia y los buenos amigos”.

The Good Life – Palm Springs será editado al mismo tiempo que una selección de las fotos del libro se exhiben en la galería DNJ de Santa Mónica (California-EE UU). La muestra estraá en cartel entre el 6 de septiembre y el uno de noviembre.

© Nancy Baron - "The Good Life: Palm Springs"

© Nancy Baron – “The Good Life: Palm Springs”

 

© Nancy Baron - "The Good Life: Palm Springs"

© Nancy Baron – “The Good Life: Palm Springs”


 
© Nancy Baron - "The Good Life: Palm Springs"

© Nancy Baron – “The Good Life: Palm Springs”

[Escrito para Artrend – 20 minutos]

Tags: , , , , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


mis fotos

joseangelgonzalez.net

mi libro de no ficción

mi libro de no ficción

Bendita locura. La tormentosa epopeya de Brian Wilson y Los Beach Boys

mi fotolibro

De Jose Angel Gonzalez

archivo

flickr

instagram

Instagram

hot parade

hot parade

oraciones sucias

oraciones sucias

twitter



reportajes


Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: