Posts Tagged ‘ Juan Rulfo ’

Libros sagrados

0
L0013119 Testa anatomica; man's head made up of writhing male figures.

Cuando entro por primera vez en casa ajena aprovecho el primer alejamiento del anfitrión para escudriñar los libros, toda esa gente alojada en estanterías o cartonajes, esa multitud que brama gritos de tinta, que construye parques a martillazos y prisiones con material de jardinería, los escritores, ahogados de sí mismos, que conviven en la...
más»

Juan Rulfo, centenario desde la ‘mera boca del infierno’

0
'Pedro Páramo', primera edicion, 1955

Hace cien años, en un lugar mustio llamada Sayula —en náhuatl, la lengua franca de la mesoamérica central, “lugar de moscas”—, un bebé sobre el que colocaron, como si fuera, según él decía, “el vástago de un racimo de plátanos”, toda una genealogía: Juan Nepomuceno Carlos Pérez Rulfo Vizcaíno. El 16 de mayo, si...
más»

Boom

1
Boom

Al boom entré por Rayuela  y me abrió la puerta un cura. Sucedió en el curso escolar de 1972, hace 40 años, diez después de que, según han establecido los cartógrafos literarios, naciese el boom en el año del deslumbramiento de 1962 del que ahora celebran medio siglo con la habitual pirotécnia dedicada a...
más»

Invisibles

6
Invisibles

Intento dirimir sin enloquecer una disyuntiva que a nadie deseo: decidir qué libros llevo conmigo en la emigración transcontinental del próximo 2 de marzo. Los límites de peso de la aerolínea y la duración indeterminada de la estancia (imploro que sea más larga que corta) me obligan a dejar atrás casi toda las posesiones...
más»

El hombre

2

El hombre. Aquí está. Oficial trasladado al norte un año después del final de la guerra. Todas las heridas curadas, pero el dolor tras las ojos no le permite descansar. Despierta como si llevase toda la vida sin dormir. Los médicos confían en los beneficios de un cambio de destino. También prescriben varias clases...
más»

Sin metáforas

1

En James Agee quise encontrar al hombre de cara redonda capaz de buscar el silencio de los otros para manejar el propio silencio. Enumerando, por ejemplo -a veces la literatura es simple y la complicidad absoluta-, las chanclas en el porche de la cabaña de los jornaleros: ésas son de la niña, aquellas del...
más»

mis fotos

joseangelgonzalez.net

mi libro de no ficción

mi libro de no ficción

Bendita locura. La tormentosa epopeya de Brian Wilson y Los Beach Boys

mi fotolibro

De Jose Angel Gonzalez

archivo

flickr

instagram

Instagram

hot parade

hot parade

oraciones sucias

oraciones sucias

twitter



reportajes


Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: